Análisis  de la obra   La casita de chocolate

Análisis. Semiótica. Teatro

Analysis. Semiology. Theatre

Mª Carmen MAIRENA OLVERA. Licenciada Filología Inglesa. Profesora Educación Secundaria.

ANÁLISIS DE LA OBRA LA CASITA DE CHOCOLATE.

DRAMA ANALYSIS ESSAY THE CHOCOLATE HOUSE

Análisis de la obra de José Aurelio Martín La casita de chocolate siguiendo los principios esbozados por Kowzan.

Análisis. Semiótica.Teatro

Drama analysis essay from The Chocolate House  written by José Aurelio Martín following the principles sketched by Kowzan.

Analysis.  Semiology.  Theatre.

1.– INTRODUCIÓN

La producción La casita de chocolate está realizada por un grupo de teatro juvenil denominado Simprota.  Los impulsores del proyecto son un grupo de profesores y alumnos que estudian y trabajan en Medina Sidonia – población gaditana de unos 12000 habitantes situada a 30 kilómetros de la ciudad de Cádiz –  concretamente en el I.E.S. Sidón.

Lo que comenzó como un pequeño grupo de teatro juvenil  reúne a casi  200 personas en una asociación vinculada con el teatro  en la localidad. La idea original era la formación teatral, cívica y cultural de un grupo de jóvenes del centro a los que el teatro les sirve de herramienta de vínculo social a la vez que apuesta por el compromiso con los valores fomentados por el teatro.

El nombre del grupo hace referencia a la importancia del grupo como motor de la producción colectiva y el trabajo cooperativo. De todas formas, es de justicia mencionar al fundador, escritor y director de la mayoría de las obras representadas, el profesor José Aurelio Martín y la incombustible Cristina Ramírez que han dado forma a los proyectos teatrales utilizados como un eficaz recurso educativo.

Dentro del proyecto Simprota existen dos pequeños grupos de trabajo, el de los alumnos de 1º y 2º de Bachillerato – responsables de la puesta en escena de La casita de chocolate – y otro grupo formado por alumnos que cursan 3º y 4º de  ESO que han comenzado su andadura teatral en fecha más reciente.

El germen de esta idea es siempre la expresión teatral, ya que desde el año 2008 diferentes grupos de teatro han nacido a la sombra de esta idea: GRUPO TEATRO AL DESNUDO, GRUPO TEATRO SIMPROTA, GRUPO SOSTÉN TEATRO, GRUPO TEATRO  SIMPROTA 2.0, GRUPO INTEGRADOS, GRUPOS ELLOS Y ELLAS cosechando numerosos premios a nivel regional.

Respecto a la evolución de este proyecto educativo-teatral se organizó en 2012 en primer Certamen de Teatro Simprota celebrado regularmente en Medina Sidonia con la participación del ayuntamiento de la ciudad. Hoy 17 de enero ha tenido lugar el Maratón Solidario de Teatro en los que el grupo Simprota ha vuelto a representar La casita de chocolate. Finalmente, el último proyecto de la asociación es traer a  la localidad  educación teatral reglada para la formación de actores, directores de escena y técnicos con la instauración en el centro de un bachillerato teatral, dicho proyecto está pendiente de ser aprobado por las autoridades educativas de la Junta de Andalucía.

 

2.-  EL TEXTO

El texto de La casita de chocolate se redactó entre octubre de 2015 y enero de 2016, Su autor comenta que – al contrario de la mayoría  de sus otras obras Sostenes, Aisla2 …- el trabajo de redacción fue desde la propuesta escénica al papel.  El cuento de Hansel y Gretel se fue desdibujando desde su forma original hasta convertirse en la historia de los refugiados que es.

Al ser la obra de nueva redacción ha tenido sólo cuatro representaciones: el estreno en Medina en enero de 2016, la segunda  en el Certamen de Teatro Juvenil de Sevilla en la que obtuvo el primer premio y Clara Cepero consiguió el de mejor actriz, en abril de 2016 en Madrid y en julio del mismo año en Cádiz. La última ha sido hoy 17 de enero de 2017 en Medina Sidonia en el marco del Maratón Solidario de Teatro – el precio de la entrada es un kilo de alimento destinado al banco de alimentos de la ciudad  y la asociación de ayuda a los refugiados ACNUR – y a la que han acudido unas mil personas de toda la provincia.

El autor y director de la obra es José Aurelio Martín Rodríguez, profesor de lengua española del IES Sidón,  poeta, dramaturgo, narrador, agitador social y bloguero.  José Aurelio Martín nació en Madrid en 1976  y su actividad profesional le trajo a Andalucía hace ya una década. Su formación académica y parte de su actividad artística ha estado encaminada a la producción teatral como escritor y director de escena de las obras representadas por varios grupos de teatro, entre ellos Simprota. El autor ha cosechado varios premios entre ellos el Cádiz Joven 2012 en la categoría de artes otorgado por el Instituto Andaluz de la Juventud y el Premio Mejor Dirección por Simulacro  en el IV Certamen Polígono Sur Sevilla (Junio 2014).   http://jamartinrodriguez.com/

La casita de chocolate es un texto compuesto de diecisiete secuencias que forman 11 escenas. En una primera lectura del texto, éstas pueden parecer un poco inconexas ya que la historia contada integra el cuento tradicional de Hansel y Gretel y la actual situación de los refugiados sirios que huyen de la guerra y buscan refugio en la vieja Europa, retratada en la obra como una bruja que pretende engañar con diferentes golosinas a los jóvenes para terminar devorándolos.

Análisis de las secuencias

  • 1.- Un grupo de jóvenes con sus móviles aparecen en escena formando una unidad, se le acerca un chico sin móvil y molesta a una de las integrantes del grupo.
  • 2.- El grupo hace las veces de coro que responde a las intervenciones de LIT y MARIOL, su madre.
  • 3.- Uno de los chicos del grupo cuenta a través de su móvil lo que ha hecho LIT, el coro le contesta.
  • 4.- Se oyen resuellos de personas que huyen y las voces de sus perseguidores.
  • 5.- Aparecen en escena el grupo de chicos con su círculo cerrado, cada uno con su móvil. LIT está fuera del círculo. Llegan HANS y GRET integrándose en el grupo. LIT permanece fuera.
  • 6.- Entre los personajes en escena se cuenta la historia de HANS Y GRET.
  • 7.- Aparece en escena el padre de GRET, es alemán y está más preocupado por su Audi y sus logros que por su hija GRET. Hay un enfrentamiento en escena entre GRET y su padre.
  • 8.- HANS y GRET huyen, pero cada uno lo hace de algo distinto: HANS huye de la guerra, del hambre, de la suciedad… GRET lo hace de una familia que no la quiere.
  • 9.- LIT se encuentra con su madre y le exige dinero, cómo esta no se lo da, se lo pide a su madrastra que siempre le da todos su caprichos, pero esta vez le dice que no y gasta el dinero en hacerse las uñas.
  • 10.- Un programa de televisión, un “reality” Hombres, Refugiados y Viceversa.  Allí se reúnen LIT, GRET y HANS. La presentadora le pide que hagan declaraciones impactantes, que generen expectación en las redes sociales. Ellos cuentan su historia y deciden marcharse los tres juntos a pesar de las reticencias de LIT.
  • 11.- LIT se va a buscar la casita de chocolate al bosque, MARIOL se queda desplomada en el suelo.
  • 12.- Los tres personajes caminan por el bosque alumbrados por la luz del   móvil.
  • 13.-Los actores aparecen como animales, como lobos en diferentes posturas.
  • 14.- HANS, GRET y LIT están hambrientos e intentan encontrar un refugio, tienen miedo de los lobos. Cuentan la historia de Hansel y Gretel. HANS se marcha para seguir huyendo
  • 15.- Unos lobos se acercan a LIT y GRET pero son sus amigos disfrazados. LIT se va con CLAR, la cual siempre ha estado enamorada de él, dejando a GRET abandonada en el suelo, rota, como antes dejó a MARIOL-
  • 16.- HANS  cuenta su experiencia
  • 17.- Montan un espectáculo con la canción Don´t stop me now.

La obra comienza con una didascalia  en la que el autor da indicaciones para el comienzo de la secuencia 1, en las diferentes acotaciones se presentan acciones que deben ir interpretando los personajes [GRET sale del círculo que va cercando a HUMBERT – secuencia 7]  o las que  actitudes  que deben mostrar los personajes. [él sonrie cada vez más satisfecho de sí mismo – secuencia 6] en las que se utiliza un estilo impersonal1.

     Aunque el texto pueda parecer en un principio diseñado para un público y actores adolescentes, nadie  puede sustraerse a la realidad  que evoca la obra: el drama de doce millones de refugiados que huyendo de la guerra en Siria intenta llegar a Europa, pensando que nuestra  “Casita de Chocolate” les proporcionará el cobijo y la ayuda que ellos necesitan.  Alonso de Santos2 ya apuntaba la necesidad del autor teatral de reaccionar frente a las injusticias que nos rodean y contribuir en la medida de sus posibilidades a mejorar nuestro entorno cercano. La historia de HANS puede ser la de cualquier refugiado que ha pasado parte de su niñez y toda su adolescencia huyendo, sin recordar casi las comodidades de una casa, siempre hambriento, compartiendo lo poco que hay, viviendo de las migajas que la “vieja bruja” quiera proporcionarle y con miedo, siempre con mucho miedo.

Otra de las realidades de las que un lector-espectador no puede deslindarse es la problemática de los jóvenes y adultos que aparecen en escena: los chicos comienzan la obra formando “una trama perfecta […] una isla física pero en un archipiélago virtual “. Todos somos conscientes de la fuerza, cohesión  e incluso presión que el grupo ejerce sobre los adolescentes. La familia deja de ser modelo de comportamiento  siendo sustituido por el grupo.

 

1.-García Barrientos, J.L. Cómo se comenta una obra de teatro. 2003 Síntesis.P.46

2.-Alonso de Santos, J.L. Manual de Teoría y Práctica Teatral. 2012. Castalia

El  texto es rico en alusiones a los problemas de los adolescentes: LIT es excluido del grupo en la secuencia 1 porque no tiene móvil, él mismo “exige” dinero a su madre aunque sabe la precaria situación  económica en la que ambos viven, es hijo de padres separados y su madrastra quiere comprar su cariño con el dinero que el padre de LIT le da. LIT tiene un comportamiento  agresivo con MARIOL

Por el contario, su madre […] Le cuida y quiere por encima de todo y de todos, incluso por encima de ella misma. Sinónimo de buena persona que sacrifica su vida para…[…] La manera en que LIT trata a “ las mujeres de su vida” es también significativa, deja tirada, rota “rompida”  a MARIOL, identificada a veces como su madre o cómo su novia y de la misma forma que abandonará GRET para marcharse con CLAR.

GRET  a su vez tiene una relación tormentosa con su padre, un alemán presumido más preocupado por su posición social  – representado por su Audi – que  por  los  sentimientos de su hija. Le  exige a su hija que le haga caso  aunque  ella siente que él nunca le ha hecho caso y  él le responde de manera violenta.

Otra de las cosas que más preocupan a nuestros jóvenes es el aspecto físico: […] mira mi corazón que está alojado en unos bonitos pectorales, de gimnasio y más abajo, más abajo, la tableta de chocolate […] Estos  modelos de conducta – la mujer “sumisa, subordinada” de ”escote afilado”- y cánones de belleza que tanto preocupan a los adolescentes en general son los auspiciados por programas como Hombres, Mujeres….

Por último, La casita de chocolate es una crítica a los valores que “alimentan” nuestra juventud, la opulencia de una sociedad que excluye a muchos, que aniquila a las personas “engordándolas, […]   engatusándolas […] con una pantalla[…]  con […] chocolate, pizza, hamburguesa, gominola, burbujeante coca loca, viscoso caramelo, más crujiente chocolate.                                                                  

A nivel sintáctico y semántico la obra presenta varias características propias. El autor juega con las voces de los personajes: a veces los personajes dialogan entre sí, mientras que otras,  algunos personajes en escena hablan de manera colectiva con reminiscencias del coro  de la tragedia griega. Por otra parte, esa forma de hablar “colectiva“ enlaza con la idea primigenia de este grupo teatral que defiende la importancia de lo colectivo frente a lo individual, el grupo frente al protagonista.

Respecto al lenguaje de la obra, podemos decir que se trata de un lenguaje coloquial, cercano al lenguaje de la calle. En algunas secuencias, el texto recoge la forma de hablar de la zona:

Lit: Ná  – secuencia 1.

Jorg: Quillo, quillo, quillo, la que se ha liao, la que se ha liao, la se ha liao […] secuencia 3.

Incluso en la secuencia 10, se presenta un lenguaje soez  […] quiero mucha mierda, mucha chica, mucha sangre, eh, el twitter a toda polla y a incendiar el muro de facebook con rumores y mucho vídeo retocado, a callar, coño, tres, dos, uno y HR y V […] Yo vengo a decir que soy el puto amo, me entiendes, el reputísimo amo […]  Muy bien campeón, tú tienes futuro, marcando tu territorio león, a ti no te tose nadie, mea alrededor, sácatela y mea tu territorio, coño. […] Un lenguaje al que nos estamos acostumbrando porque es el lenguaje de muchos programas televisivos que ven los alumnos. Algunas expresiones llegan casi a la parodia de conocidas series o personajes mediáticos: ¿me entiendes?, ¿qué somos leones..?

La obra es también rica en recursos de estilo: como antítesis: […]  Su madre no tiene ni paro. Su madre no para, […] la cosificación […]  y dice como yo no tengo móvil, tú tampoco, y se lo parte, ahí, se lo rompe contra el suelo, ahí, el móvil, partido, contra el asfalto, el niño, el móvil, ella, contra el suelo, rota. La metáfora: Y conoció a HANS en la casita de chocolate, la casita de la vieja Europa, la bruja malvada que acechaba a los niños para cazarlos […] Los paralelismos con el cuento tradicional: La vieja bruja entretenía a GRET con una pantalla y daba todos los caprichos […] no quiero que mi hermano muera  cebado como un cerdo y hecho morcillas y chorizo para llenar el estómago de esta vieja llamada Europa.  La animalización: la policía nos muerde los tobillos.  […]  En la oscuridad irrumpe un azul intenso y se puede ver en actitud lobuna al coro de actores: uno arrascándose las pulgas con la pata, otro sacando famélicamente la lengua, otro tumbado y otro lamiéndose las heridas.

Se trata por tanto, de un texto rico en matices y en planteamientos temáticos, que con la apariencia de una fábula llega a remover las conciencias de los espectadores sin importar su edad.

3.- La Representación

Como antes se ha mencionado, la obra se estrenó hace exactamente un año en el espacio teatral del instituto  de secundaria Sidón. Siguiendo  la clasificación del hecho teatral dividido en trece sistemas desarrollado por Tadeus Kowzan y explicado por Tordera3, analizaremos la representación desde un punto de vista semiótico.

  • Texto. Las características del texto fueron analizadas en el punto anterior.
  • Tono. La obra presenta variaciones de tono a lo largo de ella, se pasa de un tono rápido en algunas secuencias, en las que los personajes casi se               atropellan en las repuestas  a otras en las que las palabras son incluso pronunciadas por sílabas por  los diferentes miembros del coro.

Todos los actores utilizan un tono alto a la hora de hablar, es difícil encontrar alguna intervención en el que los personajes bajen la voz, en parte porque si no sería complicado que la voz llegara a todas las partes del teatro. Los chicos hacen un gran trabajo vocal, puesto que sin ser profesionales, consiguen  que se les oiga, se expresan con fuerza, con ímpetu. Quizás, espectadores que no tengan el oído hecho a la forma de hablar en la zona de Cádiz no puedan distinguirlo, pero los actores dejan de lado mucho de su acento salvo Jorge Mena cuando se pone su nariz de clown. Siguiendo esta línea las palabras se entienden con claridad, incluso cuando se convierten en un trabalenguas ininteligible:” Divinas palabras” “Dilabras pavinas…” De la misma manera, transmiten emocionalmente los conflictos que viven los personajes no sólo a través de las palabras sino – como analizaremos posteriormente –  mediante sus gestos.

  •  Mímica. la mímica está presente a lo largo de la obra. Las actrices reproducen el sonido de la lluvia con sus dedos, mientras que LIT y HANS copian con sus  manos los movimientos del limpiaparabrisas en la secuencia 7. Al final de la secuencia IV  los actores chascan sus dedos a la vez que se retiran, cada vez más deprisa en una especie de coreografía. En la escena 13  sólo aparecen los actores disfrazados de lobos, con sus gestos realizan acciones propias de estos: se lamen, sacan la lengua famélicamente, se quitan las pulgas…

 

 

  1. Tordera, A. Teoría y técnica de análisis teatral en Elementos para una semiótica del texto artístico. Madrid. Cátedra 1999.

 

En la secuencia 6, MARIOL apenas habla cuando representa a la madre, su pena, su               desesperación, su amargura se lee en su rostro.

  • Movimiento. La casita de chocolate es una obra llena de movimiento, desde el comienzo en que los actores van cambiando su postura desde el círculo perfecto, hasta que se ponen de pie. Esta forma del círculo en movimiento se repetirá varias veces durante la obra, en la secuencia 5, LIT está fuera del círculo cerrado, que pronto integran a HANS y GRET; otro buen ejemplo es la secuencia 10, cuando sólo el padre de GRET y la madre de LIT se quedan encerrado dentro del círculo. Los lobos se van acercando a LIT y GRET y cercándolos en la secuencia 15. Esta acción repetida del círculo que acecha, el círculo  que se cierra es una imagen constante dentro de la obra en directa relación con la concepción del teatro como algo fruto de lo grupal. En otras secuencia los chicos aparecen espalda con espalda y van girándose alternativamente para ir contando su historia.
  • Maquillaje. Los actores no llevan un maquillaje muy marcado, sólo en la secuencia 14, HANS se camufla manchándose la cara con chocolate justo antes de partir y seguir huyendo por el bosque.
  • Peinado. Respecto al peinado de los actores, cada chico lleva su pelo al natural, sólo en la escena 9, MARIOL  aparece en escena colocándose rulos en el cabello  ayudada por RACHEL Y MARIJ  a la vez que le pintan las uñas. En la escena es interesante la manera que MARIOL se transforma en madre de LIT y la vez en madrastra: va girando su cuerpo a izquierda y derecha mostrando a una u otra. Cuando se transforma en madre va con rulos, pies descalzos, cuando cambia de postura aparece su otro pie calzado con altísimo tacón rojo, a la vez MARIJ le pinta sus uñas las cuales “son rojas como la sangre y brilla como la hoja de un puñal”.
  • Accesorios. El atrezzo de la obra es bastante sencillo, varias sillas de tijeras, un par de sillas de oficina, botas, máscaras de lobos, horquillas, gafas… Pero hay algunos objetos con un gran valor simbólico, como son las capuchas, que transforman a los chicos en refugiados. Tanto GRET como LIT se las ponen para seguir a HANS por el bosque, mientras que éste la llevará de nuevo al final de la obra para seguir huyendo por el bosque. Otro accesorio altamente simbólico es el móvil: para los jóvenes es un apéndice y aparecen en varias escenas con sus smartphones, mandan mensajes, revientan el muro… LIT es considerado un outsider porque no tiene móvil, no forma parte del grupo, ni del círculo porque carece del él. Finalmente, el saco que porta HANS  el capturado por el policía en la última secuencia, encontrando sólo zapatos deshermanados simbolizando los desheredados, a sus familiares y amigos,  los refugiados que han ido quedando por el camino.
  • Iluminación. En esta fábula, el juego de las luces y las sombras adquiere una significación propia. Hay, de cualquier manera, tener en cuenta que la representación se ha llevado a cabo en un teatro de pequeñas dimensiones y con unas características técnicas limitadas. Primeramente, el paso entre cada secuencia se hace mediante una oscuridad total, por otra parte, varias secuencias transcurren en la oscuridad – sólo oímos los resuellos de los refugiados corriendo –  o en la semipenumbra . En otras escenas los focos alumbran sólo a los personajes en escena  y otras veces personajes como HUMBERT dan la espalda a las luces cuando intenta echar mano a su hija y se encuentra con un muro formado por el resto de los actores.
  • Música. Hay varias escenas en las que tienen cabida la música: en la primera secuencia cuando están todos en círculo, en el Reality mientras HANS cuenta su historia suena un piano de fondo… Pero quizás la escena más interesante musicalmente hablando es la última  cuando todos los miembros del grupo de teatro terminan bailando la canción de Queen Don´t stop me now. El escenario aparece lleno con los zapatos han quedado esparcidos y bailan entre ellos sin prestarles mucha atención.

Respecto a los personajes, tenemos que señalar que con un número reducido de actores se representan las diecisiete secuencias, algunos de estos actores representan más de un personaje como es el caso de Jorge Mena que da vida a HANS  y a JORG. Es interesante ver como el autor nombra a sus dramatis personae: la mayoría de sus nombres de ficción son derivaciones de sus nombres originales de esta manera Clara Cepero es CLAR, Mª José Agüera es MARIJ, Manuel Marchante, Lito, es LIT y así en casi todos los personajes salvo en GRET puesto en escena por Marina Benítez  y HANS al que da vida Jorge Mena.

Si analizamos la secuencia de personajes, algo muy especial llama nuestra atención: en casi todas las escenas  todos los actores están sobre el escenario,  ya sea formando parte del coro  o dando réplica a otros personajes.

 

  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
GRET ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦ ¦
CLAR ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦     ¦ ¦   ¦   ¦   ¦
MAT ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦     ¦ ¦   ¦   ¦   ¦
MARIJ ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦   ¦   ¦   ¦
RACH ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦   ¦   ¦   ¦
MARIOL ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦   ¦   ¦   ¦
HANS ¦ * ¦ ¦ ¦ ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦ ¦
LIT ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦   ¦ ¦ ¦ ¦   ¦ ¦   ¦
HUMBERT ¦ ¦ ¦ ¦     ¦                 ¦ ¦
JORG * ¦ * * * * * * * * * * * * * * *

 

De nuevo la presencia de lo grupal, de lo coral está patente, no encontramos personajes principales o secundarios, sino que todos de una manera cooperativa forman el entramado de la obra.

 

Para finalizar, sólo agregar que ha sido una jornada memorable, el teatro municipal de Medina se ha llenado en tres sesiones diferentes, casi 1000 personas han asistido a las tres representaciones que se han puesto sobre las tablas, unas 380  han podido disfrutar de La casita de chocolate. Los espectadores han sido alumnos y profesores de los institutos Almunia de Jerez, San Severiano de Cádiz, Pablo Ruiz Picasso de Chiclana, Guadalpeña de Arcos y San Juan de Dios y Sidón de Medina Sidonia, junto con representantes municipales, entre ellos el alcalde de la ciudad, miembros de ONGs locales  además del Delegado Provincial de Educación. La representación no sólo ha servido para poner sobre las tablas una obra con contenido, densa y profunda  que bajo la apariencia de teatro de adolescentes para adolescentes es mucho más: una reflexión comprometida y sincera sobre la indiferencia de la vieja Europa ante todos los refugiados de la guerra siria que sufren arrastrando su carencias, su dolor y sus pérdidas por nuestros gélidos campos en este  inmisericorde invierno. El teatro ha cumplido una vez más su función social, la de despertar conciencias, unir brazos en el esfuerzo y colectivamente ayudar, cada uno con un poco – hay alumnos en el centro que también tienen situaciones complicadas – a los que menos tienen. El resultado no ha podido ser más positivo, además del dinero  y los alimentos recaudados, los alumnos asistentes han sido un ejemplo de respeto, solidaridad y madurez contribuyendo con su silencio y atención a una excelente representación. Los actores, aún sin ser profesionales, han dado todo sobre las tablas, prestando sus cuerpos y sus voces al poliédrico texto escrito por José Aurelio Martín.

4.- BIBLIOGRAFÍA

1.- Alonso de Santos, J.L. Manual de Teoría y Práctica Teatral. 2012. Castalia.

2.-Alonso de Santos, J.L. La escritura dramática. Castalia. 1998.                             

3.-García Barrientos, J.L. Cómo se comenta una obra de teatro. 2003 Síntesis. P.46             4.- Tordera, A. Teoría y técnica de análisis teatral en Elementos para una semiótica del texto artístico. Madrid. Cátedra 1999.

jamartinrodriguez.com/portfolio/la-casita-de-chocolate-2/